CARGANDO

Escribe para buscar

Carta de una madre sobre su hijo con Síndrome de Down

Familia Padres e hijos

Carta de una madre sobre su hijo con Síndrome de Down

Compartir

Sawyer es un niño como otros que va a la escuela, ríe y juega sin importar que tenga Síndrome de Down, pues el amor que lo rodea es más fuerte que cualquier padecimiento.

Sin embargo, muchas personas consideran que esta condición es mala, como ocurrió cuando un compañero de la clase de Sawyer, invitó a todos los niños del salón excepto a él, ¿la razón? Porque el síndrome lo hace diferente.

En cuanto Jennifer Kiss-Engele, la madre de Sawyer, se enteró de esto, escribió una carta a la madre del cumpleañero con el fin de educar y concienciar a las personas sobre lo que significa el síndrome.

“Una carta abierta a la madre que pensó que estaba bien invitar a toda la clase al cumpleaños de su hijo salvo al mío... Comparto esto porque creo que es una lección que sirve a todo el mundo, y estoy tratando de educar y concienciar.

Hola,

Sé que no nos conocemos bien, pero mi hijo Sawyer y el tuyo están en la misma clase. Entiendo que tu hijo haya enviado invitaciones de cumpleaños a toda la clase salvo a Sawyer. Y también entiendo que esto no fue un descuido por tu parte, sino una decisión deliberada.

Quiero que sepas que no esperamos que inviten a Sawyer a todas las fiestas de cumpleaños. De hecho, cuando Sawyer celebró su cumpleaños el año pasado invitamos a unos pocos amigos íntimos, pero este no es tu caso. De hecho, has invitado a los 22 niños de la clase excepto a mi hijo. Sé que no es porque sea malo, porque no puede haber un niño más feliz. Sé que no es porque no sea un niño divertido, porque tiene un gran sentido del humor y su risa es muy contagiosa. Y no es porque tu hijo y el mío no se lleven bien, porque varias veces Sawyer lo ha nombrado en casa. La única razón por la que decidió que estaba bien no invitar a mi hijo es porque tiene síndrome de Down.12241258_995282653867922_1818292376880210691_n

Siento que no estés informada, puede que asustada o insegura de lo que significa tener síndrome de Down. Sé que si hubieras sabido más nunca hubieras tomado esa decisión. No estoy enfadada contigo. Más bien pienso que es una oportunidad de que conozcas mejor a mi hijo. Mira, tener síndrome de Down no significa que no quieras tener amigos ni que no tengas sentimientos ni que no quieras ir a las fiestas de cumpleaños. Las personas con síndrome de Down quieren las mismas cosas que tú y yo. Quieren tener relaciones más cercanas, sentirse amados, contribuir, tener vidas que sirvan e ir a fiestas de cumpleaños. Puede que a mi hijo sea más difícil entenderle a veces. Pero la risa y el amor que comparte no necesitan interpretación.

Quiero que sepas que yo era como tú. Estaba asustada, insegura y desinformada sobre el síndrome de Down antes de tener a mi hijo. Estaba muy preocupada porque mis demás hijos no fueran capaces de conectar con él de la misma manera que otros hermanos. Pero estaba equivocada. De hecho mis hijos son mucho más cercanos que otros hermanos.10487347_10205874109638580_475027756429317952_n

Tener un hermano con síndrome de Down les ha ayudado a moldearse y crecer como individuos compasivos que saben que precisamente ser un poco diferente a los demás está bien. No tienen miedo de ayudar cuando alguien se pelea. Y no tienen miedo de acercarse a alguien a quien no acaban de entender. Al contrario, han recibido mucho amor y gracia al tener a sus hermanos como los mejores amigos.

Puede que estés luchando con las palabras que le dices a tu hijo porque él no quería que mi hijo acudiera a su fiesta. Puede que hayas dejado que tu hijo decidiera que estaba bien excluir solo a una persona. Sé que puede resultar difícil educar a nuestros hijos sobre algo que ni nosotros mismos entendemos. Yo también me peleo. Pero esta es una gran oportunidad y una lección de vida para tu hijo. Recordarán el tiempo en el que sus padres les decían que no estaba bien discriminar a nadie. Sé que quieres las mismas cosas para su hijo que yo para el mío. Como padres, queremos que nuestros hijos gusten, que tengan amigos y que no sean dejados de lado. Y esto se consigue dando ejemplo y animando a nuestros hijos a tomar decisiones para las que quizá aún no estén preparados. Pero un día mirarán atrás conscientes de todo lo que tú has compartido con ellos. Estoy segura de que si animas un poco a tu hijo, podrá desarrollar una verdadera amistad con el mío.11053064_10152988341820845_8958275688668063852_n

Solo cuando ha ocurrido esto me he dado cuenta de que Sawyer no ha sido invitado a ninguna fiesta de cumpleaños el pasado año. Los niños van teniendo una edad en la que normalmente invitan a unos pocos amigos a sus fiestas. Otros padres que conozco con hijos con síndrome de Down comienzan el curso escolar dando una charla en clase sobre ello, cosa que yo no hago. Mi hijo siempre será Sawyer para mí y nunca he tenido la necesidad de hablar a la clase sobre el síndrome de Down hasta ahora. He dejado pasar un año sin concienciar a las otras familias. Tal vez, si lo hubiera hecho, no estaríamos así.

Me he dado cuenta de que mi responsabilidad como madre y defensora es aconsejar y concienciar a las familias sobre qué es el síndrome de Down y subrayar que hay más parecidos que diferencias entre mi hijo y los demás. Ahora sé lo importante que es hablar de ello y es algo con lo que me he comprometido a hacer un mejor trabajo.

Por favor, que sepas que estoy aquí para hablar si quieres. Puede que sea una ‘mamá oso’ pero no doy miedo. Reconozco que todos cometemos errores, y al final del día, creo que las dos podríamos haberlo hecho mejor.

Gracias, Jennifer (mamá de Sawyer)”

El texto fue compartido en Facebook y hasta el momento, tiene más de 30 mil “me gusta” y ha sido compartida más de nueve mil veces.

(Con información de Tu Otro Diario)

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *