CARGANDO

Escribe para buscar

Calibrar porciones ayuda contra obesidad infantil

obesidad

Calibrar porciones ayuda contra obesidad infantil

Compartir

Usualmente los padres alimentan inadecuadamente a sus hijos porque les preocupa que se queden con hambre y acostumbran servirles grandes cantidades del plato principal y apenas un poco de acompañamientos nutritivos.

Según los especialistas en nutrición los niños no tienen una capacidad para decidir saludablemente qué comer, sino que a ellos se les presenta un plato con diferente comida y siempre optarán por comer primero lo que más les gusta y luego lo que menos les gusta y cuando estén satisfechos dejarán de comer.

Según el estudio que demuestra esto, a cargo de Jennifer Savage, de la Pennsylvania State Uneversity, la mayoría de los padres sirven a los niños porciones adecuadas para adultos y poca fruta y verdura que el niño ya no comerá del todo porque se ha llenado antes.

Y para lograr que el niño consuma las calorías que necesita, se les debe dar la cantidad adecuada para un niño de plato principal y suficiente frutas y verduras, sabiendo de antemano que las dejarán para el final.

Pues de acuerdo con la investigadora, hay mucho problema de obesidad infantil que cada día crece más, mientras que no están consumiendo la cantidad necesaria de frutas y verduras para tener una correcta nutrición.

Así al hacer la prueba práctica, encontró que de un grupo de 17 niños a los que se les dio diferentes cantidades de comida que incluían como plato principal fideos con queso y como acompañamiento arvejas, puré de manzana sin azúcar más un arrollado de granos integrales y leche, encontró que el consumo de calorías variaba entre 390 y 145 del puro plato fuerte y de 506 a 315 contando todos los alimentos.

Menos plato principal, más verduras

Los investigadores describieron que cuando a los niños se les servía la porción de un adulto comían menos de una cuarta parte de los acompañamientos saludables, mientras que si les servían la porción apropiada para un niño, comían casi la mitad de estos, ahorrando también calorías.

Por ello es que el estudio publicado en American Journal of Clinical Nutrition, concluyó que dar las cantidades adecuadas de plato principal deja más espacio y oportunidad para que los niños también coman los acompañamientos nutritivos y de ninguna manera se quedarán con hambre. (Con información de Medline)

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *