Cómo cuidar la salud durante las vacaciones

Cuidados de la piel y de la salud gastrointestinal son importantes para no arrui...

08/07/2013 8:45
AA

Cuando llegan las vacaciones es necesario tomar ciertas precauciones por la salud, ya que, de acuerdo con especialistas, de no tener cuidado con la exposición al sol y con la manera como comemos, es posible regresar del viaje con menos alegría y descanso de lo que uno esperaba.

Por ello, SUMEDICO Radio platicó con la doctora Claudia Yañez, especialista en dermatología, y con la nutrióloga Adriana Schulz, profesora en la Escuela de Dietética y Nutrición del ISSSTE. Botiquín para salir de viaje (video)

Sin miedo al sol
La doctora Yáñez señaló que uno de los principales problemas que se enfrenta en vacaciones es la exposición al sol, y el miedo que la gente suele tenerle, no obstante, explicó que el sol no sólo es benéfico para el organismo, porque ayuda a sintetizar la vitamina D, sino también para la cuestión emocional, porque ayuda a liberar el estrés.

En ese sentido, manifestó que lo importante es utilizar protector solar todos los días y no sólo en vacaciones, y que esto, muchas veces, puede derivar en problemas de piel para la gente que no está acostumbrada a su uso.

También señaló que, además del protector solar para la piel, el cual debe renovarse cada vez que entramos a nadar, es de mucha ayuda usar otro tipo de protección, como gorras o sombreros.

Cuando se trata de la protección del rostro, el tipo de bloqueador a utilizar depende del tipo de piel de cada persona, por ejemplo, a los niños menores de seis años es importante aplicarles un protector especial que no contenga químicos, así como no se recomienda aplicar protector en bebés menores de seis meses, ya que no deben estar expuestos al sol sino en la sombra y no más allá de las 11 de la mañana, “ya que de 11 a tres de la tarde es cuando la radiación es más intensa”, señaló.

También recomendó que la gente que padece acné, utilice un protector solar diferente en cuerpo y rostro, libre de grasa y resistente al agua y el sudor.

Detalló que este tipo de protectores resisten dos inmersiones de 20 minutos en el agua, pero los altamente resistentes al agua soportan hasta cuatro inmersiones. No obstante, recomendó reaplicar cada dos horas el protector, además de evitar quemaduras solares, ya que “cada quemadura solar incrementa el riesgo de padecer cáncer de piel hasta un 10%, y anyes de los 18 años de edad es aún mayor el riesgo”, indicó.

Por ello, explicó, es importante que se utilice el protector en niños, y refirió que si bien algunos llegan a provocar ardor en los ojos, existen otros especiales, 100% minerales y orgánicos, que pueden evitar este problema; y recordó que el factor de protección solar que debe utilizarse en la playa es de más de 50, y más de 30 en la ciudad.

También señaló que hay posibilidades de evitar la exposición al sol cambiando un poco la rutina, ya que es mejor levantarse temprano, estar en la playa y volver al hotel o a un lugar más fresco cerca de las 12 del día, y retornar a la playa a las 3 o 4 de la tarde, para evitar las horas de mayor radiación, además de mantener la protección solar en la piel.

“Cuando salimos de la alberca es importante secar bien la piel, y posteriormente aplicar el protector, pero esperar 10 minutos para que se absorba bien”, aconsejó, ya que, de otra manera, el protector se caerá al momento que entre en contacto con el agua.

Respecto a los pies, señaló que es importante utilizar sandalias cómodas para evitar quemarnos con la arena, además de evitar posibles infecciones por hongos, tiña de los pies, pie de atleta, ámpulas e inflamaciones. sobre todo en playas vírgenes que no tienen una limpieza más a fondo.

Cuidar porciones y permisos
Por su parte, la nutrióloga Adriana Schulz, explicó que uno de los principales errores que se cometen en vacaciones es abusar de la comida.

“La primera complicación en vacaciones es enfermarnos del estómago, porque con el calor los alimentos se vuelven altamente perecederos y es posible padecer alguna infección gastrointestinal, intoxicación, colitis o gastritis, y arruinar las vacaciones”, señaló.

Explicó que en muchos casos esto se da porque algunos hoteles ya tienen todo incluido y se ofrece acceso a alimentos que no se acostumbran regularmente, por ello, señaló que es importante elegir un tiempo de comida al día para probar algo que no se come generalmente y respetar los alimentos en los demás.

La especialista señaló que se trata de respetar cantidades, para no caer en el exceso.

“Si vas a un buffet puedes ver qué hay disponible y te sirves una sola vez, en un plato, para probar de todo, pero no más allá de un plato”, explicó la nutrióloga, y aconsejó comenzar con vegetales, para que el estómago se sienta satisfecho más rápido, sin tener que abusar de pastas, grasas o alimentos fritos.

También explicó que es importante evitar la comida que se ofrece en la playa, tanto frutas como mariscos, ya que “no conocemos su preparación”, además que deben llevar mucho tiempo bajo el sol, algo que los vuelve  altamente perecederos, lo que podría traducirse en una enfermedad.

Respecto a los alimentos para fomentar un buen bronceado y además hidratar la piel, Adriana Schulz señaló que, para esto último, no hay nada mejor que el agua, sobre todo tomando en cuenta la hidratación de los niños, ya que los jugos y refrescos no hidratan sino fomentan más la sed.

Sobre lo alimentos que ayudan a tener un mejor bronceado, la nutrióloga indicó que aquellos que contengan betacaroteno, como la zanahoria, el jitomate y la espinaca.

Finalmente, realizando un recuento, la doctora Yáñez enlistó aquello que no puede faltar en la maleta para el cuidado de la piel:

  • Repelente de moscos.
  • Protector solar (para la cara cada uno de los miembros de la familia utiliza el suyo, pero para el cuerpo puede ser general).
  • Crema postsolar, para después de la exposición al sol.
  • Crema para picaduras de insectos.
  • Talco, para aquellas personas susceptibles a tiñas o micosis.
  • Sandalias.

Por su parte, Adriana Schulz, nutrióloga, aconsejó:

  • Comer con moderación.
  • Limitar consumo de azúcares (bebidas, jugos, refrescos, cocteles).
  • Limitar consumo de postres y frituras.
  • Evitar alimentos grasosos, así como irritantes como café, alcohol y algunos tés.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: