CARGANDO

Escribe para buscar

Cómo afecta a la salud la cuesta de enero

especiales

Cómo afecta a la salud la cuesta de enero

Compartir
De la manera como manejemos las emociones puede o no detonarse una enfermedad en nuestro organismo, dijo en SUMEDICO Radio a doctora Diana Camacho Cruz, especialista en la nueva medicina germánica, al referirse al daño a la salud que puede generar la llamada “cuesta de enero”.
 
Primeramente, la doctora Camacho explicó que la medicina germánica, disciplina fundada por el doctor Hammer tras vivir un evento traumático que le detonó un cáncer, se basa en la teoría de que las vivencias están conectadas con el desarrollo de algunas enfermedades. 
 
En este sentido, la doctora explicó que, en el caso de la cuesta de enero que puede ser detonante de problemas como depresión, ansiedad y estrés, al tratar de solventar los problemas económicos, todo depende de la forma como enfrentemos el problema y abordemos los eventos de nuestra vida. 
 
El problema de la cuesta de enero y sus enfermedades derivadas depende de la manera como vivamos la situación. 
 
“Generalmente la situación de la cuesta de enero la vivimos como que vamos a carecer de algo, voy a necesitar alimento, tengo que retener lo que he conseguido, entonces ahí está la metáfora del hígado, el cual se encarga de metabolizar lo que consume el organismo, pero hay que entender que significa que vas a enfermarte del hígado si tienes problemas de dinero, todo se basa en una cuestión psicológica: la forma como los seres humanos vivimos los eventos de nuestra vida”, señaló la especialista.
 
De acuerdo con esta teoría, la doctora asevera que dependiendo cómo manejemos la cuestión emocional es posible o no que se detone una enfermedad. 
 
Una de las causas de este fenómeno radica, de acuerdo con la doctora, en los retos creados por los medios de comunicación y las empresas que anuncian y venden sus productos. 
 
“Nos ponen parámetros inalcanzables, pero para que esto no nos afecte es importante saber quiénes somos, qué queremos y qué es vital en nuestra vida para no desarrollar esas enfermedades”, manifestó. 
 
De acuerdo con la doctora, lo vital no debe ser comprar muchos regalos sino acercarnos más a nuestros afectos, “pero si no soy consciente de esto, entonces caigo en dinámicas que me son ajenas y repercuten en mi salud física”, mencionó.
 
Finalmente, la doctora indicó que cuando hablamos de vivencias hablamos no sólo de emoción, porque la vivencia es algo más integral: cómo lo vivo, si me produce angustia o miedo que puede convertirse en pánico, o sólo es incertidumbre, qué pienso de mí en esa situación, si tengo problemas económicos pienso que soy un fracasado, y eso pega muy fuerte en la autoestima; también qué pasa alrededor con mi familia, porque entonces la repercusión es mucho mayor”. 
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *