LOADING

Type to search

Bebidas energéticas, peligro para menores

ninos

Bebidas energéticas, peligro para menores

Share

En México ya fue regulada la venta de bebidas energéticas, por los severos daños que provoca a la salud, prohibièndose su venta a menores de edad; estudios internacionles demuestran que fue un acierto.

Un nuevo estudio, esta vez realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Miami, confirmaron que estas bebidas son peligrosas, sobre todo para niños y  adolescentes, pues  su exceso de cafeína y otros ingredientes similares provocan palpitaciones, ataques, rictus e incluso la muerte súbita. Con todo, hay países donde los padres se las dan a sus niños.

El jefe de Pediatría de la Universidad de Miami, doctor Steven Lipshultz, se avocó a revisar informes y estadísticas de  gobiernos,  literatura científica, artículos publicados en medios de información general y de negocios, así como los casos  registrados sobre estas bebidas, todos coinciden en señalar que algunas  tienen entre cuatro y cinco veces más cafeína que la soda y dicen que algunos menores consumen entre cuatro y cinco bebidas diarias.

Entre los efectos secundarios de estos productos se encuentran la exitación física y mental, así como náuseas y diarrea.

Ante ello, el doctor  Steven Lipshultz hizo un llamado a los padres de familia para que pregunten a los  pediatras sobre el uso de bebidas energéticas y les adviertan a sus hijos sobre sus efectos.

De igual forma demandó a las autoridades que se regulen estos productos de forma tan estricta como el tabaco,  alcohol o la prescripción de fármacos, pues para la mayoría de los niños, adolescentes y adultos jóvenes, no están establecidos cuáles son los niveles seguros de consumo.

¿De dónde vienen?

Hace aproximadamente surgieron las bebidas energéticas  y su consumo ha registrado un  rápido crecimiento; para 2011 se prevé que sus ventan alcancen los  9.000 millones de dólares

Alrededor de un tercio de los adolescentes y jóvenes consume estos productos de forma regular, por lo que los cientìficos se preparan para investigar sobre sus  riesgos a largo plazo de su uso y sus efectos en niños.

En EU, La American Association of Poison Control Centers adoptó a finales de 2010 una serie de códigos para comenzar a contabilizar las sobredosis con bebidas energéticas y sus efectos secundarios en todo el país. De octubre a diciembre se registraron un total de 677 casos. Este año ya llevan contabilizados 331 casos, la mayoría en niños y adolescentes, viéndose implicados en un cuarto de ellos niños menores de seis años, según datos de este grupo de control de intoxicaciones.

(Con información de europa.press)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *