LOADING

Type to search

Autoestima elevada, arma de conquista

Sin categoría

Autoestima elevada, arma de conquista

Share

 Generalmente es cierto que los hombres más feos tienen más “suerte” con las mujeres más bellas que los hombres más guapos, pero en realidad no se trata de suerte, sino de confianza en sí mismos dice un estudio.

La investigación publicada en Psycological Science indica que la misma naturaleza en su tarea por perpetuar la especie, hace a estos sujetos sobre estimar la opinión que las mujeres tienen de ellos y tienden a sentir que son más atractivos de lo que realmente son.

Y de acuerdo con los investigadores, estos hombres además tienden a heredar esta “percepción distorsionada” a sus descendientes.

Carin Perilloux del Colegio Williams en  Masachusetts, directora del estudio, explicó que muchas veces al conquistar los hombres cometen errores, pues muchas veces piensan que una mujer está muy interesada en ellos y realmente no es así y pasan vergüenzas por un rechazo.

O por el contrario, la mujer si está interesada, pero ellos no se dan cuenta y pierden su oportunidad, que este caso, dice la investigadora se “ha perdido una oportunidad de apareamiento y por lo tanto no hay éxito reproductivo”.

Esto fue comprobado luego de hacer un estudio de citas rápidas con 96 varones y 103 mujeres universitarios, en donde solo tenían tres minutos para hablar con los prospectos, y encontraron que en los hombres menos agraciados físicamente había más distorsión sobre su propia percepción, misma que se distorsionaba más, mientras más bella era la mujer.

Trabajando realidad y percepción

La mecánica del estudio fue que los participantes se describieran a sí mismos en una escala de  belleza y a las personas con quienes interactuaron y luego si tendrían posibilidad de tener relaciones sexuales con las personas que conocieron.

Al finalizar, las opiniones de los participantes arrojaron que los hombres que querían sexo en corto plazo sobrestimaban las opiniones que las mujeres tenían de ellos.

Del mismo modo los que se sentían más atractivos de lo que realmente eran tendían a sobrestimar más las opiniones que las mujeres tenían de ellos, cuando esto no era necesariamente cierto.

Mientras que los hombres que si eran atractivos, según la opinión de las mujeres no se sentían más atractivos de lo que eran.

Con estos hallazgos los investigadores concluyeron, que ante la necesidad de reproducir la especie, los hombres menos guapos, al sentirse más atractivos de lo que son, tenían más confianza en sí mismos para acercarse a conquistar a las mujeres y por eso muchos lo conseguían.

 

Sin embargo, para evitar este tipo de percepciones distorsionadas, la investigadora recomendó a las mujeres ser enfáticas en si estaban o no interesadas  en los varones. (Con información de BBC)

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *