CARGANDO

Escribe para buscar

Aprueban tratamiento vs. hepatitis C crónica

especiales

Aprueban tratamiento vs. hepatitis C crónica

Compartir
La Secretaría de Salud de México autorizó la venta en este país de un nuevo medicamento contra la Hepatitis C crónica, padecimiento que sólo responde favorablemente a los tratamientos actuales en 50% de los casos. Este es el primer gran avance farmacológico contra la Hepatitis C en los últimos diez años.
 
La Hepatitis C es una inflamación del hígado que puede derivar en cirrosis, insuficiencia hepática y cáncer de hígado. Uno de los problemas más graves de este padecimiento es que no se manifiesta con síntomas que llamen la atención a los pacientes, es por ello que muchos de ellos descubren que están enfermos cuando el problema ha evolucionado por muchos años.
 
En México cada año se detectan entre 7 mil y 9 mil nuevos casos de infección con Hepatitis C, las cuales son diagnosticadas cuando acuden a donar a bancos de sangre. En total se calcula que existen 139 mil casos diagnosticados pero que, todos juntos, sólo representan al 14 % de las personas que tienen Hepatitis C crónica en todo el país.
 
El nuevo medicamento contra la Hepatitis C crónica se llama es un inhibidor de proteasa y su nombre es Boceprevir.
 
Para explicar lo que es un inhibidor de proteasa se puede decir que los inventores de este nuevo medicamento, que son los laboratorios Merck, Sharp and Dohme (MSD), usaron una estrategia que normalmente se utiliza para combatir la infección con VIHSIDA y la a aprovecharon como inspiración para desarrollar esta nueva terapia para proteger al hígado.
 
La molécula Boceprevir que interrumpe el trabajo de copiado o multiplicación del virus de la hepatitis C y así ayuda a que el 75 % de los pacientes tratados por primera vez frenen el avance de esta enfermedad.
 
No duele pero sí daña
 
Las hepatitis más comunes son las provocadas por los virus y se clasifican con las primeras siete letras del abecedario. Las más frecuentes, en este conjunto de hepatitis virales, son la A –conocida como la hepatitis de los niños – , la B –que se transmite por transfusión de sangre y por vía sexual –  y la C –que se transmite principalmente por transfusiones de sangre, aplicación de tatuajes, piercing o uso de herramientas odontológicas mal desinfectadas.
 
La hepatitis C no provoca una inflamación tan fuerte como las A y B, pero sí provoca inflamaciones que duran muchos años, por eso se afirma que el 70 % de los 2 millones de mexicanos que tienen este virus no han sentido los síntomas, aunque sí están experimentando una destrucción de sus tejidos.
 
En el mundo, cada año mueren 175 mil personas por hepatitis C. En México la cifra no está identificada.
 
El nuevo medicamento para ayudar a atender la hepatitis C forma parte de la familia de los inhibidores de la proteasa, que saltaron a la fama hace poco más de 15 años cuando ayudaron a reducir hasta 99% la carga de Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), en pacientes infectados por ese mal.
 
La proteasa es una enzima que necesitan algunos virus para completar su proceso de autocopiado. Esa molécula auxilia al virus que ha logrado ingresar a las células sanas y las  pone a trabajar como si fueran fotocopiadoras de su material genético, hasta destruirlas. Si se inhibe u obstruye la proteasa se dificulta la replicación del virus.
 
La nueva molécula Boceprevir, que fue autorizada para su venta en Estados Unidos el segundo semestre de 2011, no cura por sí sola la Hepatitis C, debe ser combinada con otros dos medicamentos que se usan actualmente: el interferón pegilado alfa 2-b y la ribavirina, de modo que sería un coctel de tres fármacos el que incrementaría el poder curativo de la terapia.
 
En marzo de 2011, los médicos que acudieron al Congreso Internacional de Estudio del Hígado, en Berlín, donde se presentó esta molécula coincidieron en que este método revolucionará la terapia estándar contra la hepatitis C porque el actual “estándar de oro” sólo asegura la curación total del 35 % al 50 % de los pacientes.
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *