CARGANDO

Escribe para buscar

Aguas frescas para personas con diabetes

Diabetes

Aguas frescas para personas con diabetes

Compartir

El que nos retiren los refrescos, néctares y otras bebidas tras ser diagnosticados de diabetes, no significa una tragedia, por el contrario, abre la oportunidad a probar nuevos sabores que encierran un dulce natural que no amenaza nuestra salud; el IMSS nos brinda algunas opciones:

1.- Agua de de jamaica con vino tinto

Ingredientes: 20 gr. de flor de jamaica, 2 litro de agua, 1 caballito de vino tinto (ocasionalmente)

Técnica de preparación

La flor de jamaica debe limpiarse perfectamente, posteriormente debe hervirse o remojarse en agua dando tiempo necesario a que suelte su color, sabor y aroma. Se cuela y se le agrega el caballito de vino tinto para dar el toque final a la preparación.

2.- Agua de avena

Ingredientes: 1 taza de avena, 3 rajas de canela, 2 tazas de leche, 2 litro de agua

Técnica de preparación

Se pone en remojo la avena (por lo menos seis horas). Se hierve la canela como si se fuera a preparar té de canela. Por separado, se procede a licuar la avena con un poco de té de canela y se va integrando el licuado con el agua; por último se agrega la leche.

3.- Agua fresca de apio

Ingredientes: 1 litro de agua, 5 tallos de apio (o cantidad al gusto), Unas gotas de limón

Técnica de preparación

Se lava y se desinfecta el apio, se le quitan las fibras, se cortan en trozos, se licua con un litro de agua y por último se le agregan unas gotas de limón. Si desea puede agregar un poco de hielo.

4.- Agua de alfalfa con limón

Ingredientes: 200 gr. de alfalfa, ½ Taza de jugo de limón, 2 litros de agua

Técnica de preparación:

Se limpia, lava y desinfecta, se procede a licuar la alfalfa, se cuela y se vierte en una jarra, se mezcla bien y por ultimo se agrega el jugo de limón. Se puede refrigerar como las otras preparaciones.

5.- Agua de horchata de semillas de melón

Ingredientes: ½ taza de semillas de melón, 1 vaso de jugo de melón, 1 ½ litro de agua

Técnica de preparación

Las semillas de melón se lavan, se les quita las hebras, se escurren y se ponen un rato al sol (si no se va a ocupar todo, se deja secar y se guarda en un frasco). Lo que se va a ocupar se licua con un poco de agua, se cuela, se vierte en una jarra y se le agrega el jugo de melón.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *