LOADING

Type to search

7 claves para evitar el abuso sexual infantil

7 claves para evitar el abuso sexual infantil

Share

Si tienes hijos, seguro que una de tus mayores preocupaciones es evitar el abuso sexual infantil en tus hijos. El abuso sexual infantil es toda aquella actividad sexual con o sin violencia entre un adulto y un menor, o entre dos menores, cuando uno ejerce poder sobre el otro.

El poder en estos casos puede ejercerse mediante la fuerza, la coacción o el convencimiento a través de chantajes o manipulación.

El abuso sexual infantil incluye actividades como caricias en los genitales del niño, penetración, incesto, violación, sexo anal y exhibicionismo indecente.

abuso sexual infantil

 

 

 

 

 

 

 

 

También se incluye cualquier explotación del menor sin necesidad de contacto por parte de un adulto, por ejemplo, cuando se obliga, engaña, atrae, amenaza o presiona para participar en actos de satisfacción sexual a terceros, sin contacto físico directo entre él y su agresor.

Parece que es un problema aislado que “a mis hijos nunca les va a pasar” o que sólo a personas de bajos recursos les pasa, sin embargo es más habitual de lo que crees y deberías tenerlo presente para mantener la infancia e inocencia de tus pequeños.

Se estima que una de cada cuatro niñas y uno de cada seis niños pueden convertirse en víctima de abuso sexual antes de llegar a la mayoría de edad. Aproximadamente el 20% de las víctimas de abuso sexual infantil son menores de 8 años y la mayoría nunca informan del abuso.

>>Te puede interesar: ¿Qué provoca depresión en los niños? 

¿Cómo evitar el abuso sexual infantil?

La Fundación RANA (Red de Ayuda a Niños Abusados) comparte una guía con siete pasos para evitar el abuso sexual infantil.

1. Hazlo consciente de su cuerpo

Especialmente debes hacerlo consciente de las partes que estarán reservadas para él mismo y prohibidas para los demás. Un término muy útil para hablar de estas partes del cuerpo, es llamarlas partes privadas.

En el caso del varón, son el pene, el ano y los glúteos; y en el caso de la mujer, la vagina, los glúteos, el ano y los senos. Aunque no se han desarrollado en esa edad, es importante que los identifique como una parte privada.

2. No los dejes solos

El abuso infantil ocurre cuando un adulto está a solas con el niño. Debes tratar de conocer a la persona con quien se queda e intentar que puedan ser observados por otras personas.

Internet es una gran puerta de entrada para los abusadores, así que debes supervisar el uso que puedan hacer los pequeños de la red.

abuso sexual infantil

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3. Mantente alerta a las señales

Debes valorar con detenimiento las señales en su cuerpo como irritación, inflamación o sarpullido en los genitales, infecciones de vías urinarias, etc. y otros problemas como dolor abdominal o de cabeza.

Un comportamiento y lenguaje abiertamente sexual y atípico para la edad pueden ser también signos de alarma.

4. No lo obligues a nada

Es importante que no favorezcas situaciones en donde el niño pueda sentirse incómodo, como obligarlo a sentarse en las piernas de otros adultos y bañarse o dormir con un adulto.

El niño no tiene por qué ver las partes privadas de otras personas, ya que podría excitarse sin estar consciente de ello y emocionalmente no sabría cómo lidiar con estas sensaciones.

5. Habla del tema

Los niños suelen mantener el abuso en secreto porque los abusadores los manipulan y confunden para que crean que la culpa es de ellos o que lo que están haciendo es algo normal o un juego, pueden amenazar al niño y hasta amenazarlo con hacer daño a otras personas de su familia.

Habla con tus niños y sobre todo CREE EN ELLOS cuando te hablen de un abuso.

abuso sexual infantil

 

 

 

 

 

 

 

 

 

6. Actúa ante las sospechas

Puede que las sospechas te asusten, pero tal vez serán la única oportunidad del menor para salvarse Si no te atreves a denunciar puedes contactar a los servicios sociales, los servicios de protección al menor, un centro de salud, etc.

7. Recuerda, cualquiera puede hacerlo

Una tercera parte de las víctimas sufren abuso sexual infantil por miembros de su familia y esto significa que el riesgo principal proviene de las personas más cercanas. Los abusadores suelen tratar de establecer una relación de confianza con los padres de las víctimas, así que debes tener muy presente que cualquiera puede hacerlo.

>>Te puede interesar: ¿Qué efectos tiene el uso excesivo del celular en niños? 

(Con información de Bebés y Más y Salud 180)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *